Una silla argentina nominada al Campasso d’Oro

por Mara Derni