Un embotellamiento de arena en Miami

por Mara Derni